Articulos en Español, Economy/Economie/Economìa, HumanRights/DerechosHumanos/DroitsHumains, Peace/paz/paix

El apoyo de las empresas al ODS 16: paz, justicia, gobernanza e inclusión

Dentro de dos semanas, tendrá lugar el 7e Foro de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos en Ginebra. Este Foro se integra por completo en la agenda de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sobre todo el ODS 16 sobre paz, justicia e instituciones sólidas. En el artículo “los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, qué rol para la Ginebra internacional?” menciono la importancia del sector privado para el logro de dichos ODS. Basándome en el evento del 7 de noviembre del Graduate Institute sobre “cómo pueden los inversores y empresas contribuir al objetivo de construir la paz?, quisiera presentar algunas ideas sobre cómo las empresas pueden apoyar la realización del ODS 16.

Por qué las empresas deben comprometerse por la paz y por qué la paz necesita a las empresas?

En 2011, se adoptó Los Principios Rectores sobre las Empresas y Derechos Humanos, formando así un marco global que guía las acciones de los gobiernos y empresas y previene y corrige los abusos de los derechos humanos. El respecto de los Derechos Humanos  contribuye a la paz y la estabilidad de sociedades más inclusivas. Es lógico que, con las recientes tendencias hacia la responsabilidad social de empresas, los inversores pidan información a sus clientes sobre la gestión de los derechos humanos. Algunas empresas ya han implementado políticas y procesos, pero desgraciadamente, son una minoría. De hecho el Global Compact de las Naciones Unidas explica que solo el 22% de las empresas reportan sobre el ODS 16. 

Como dijo Kofi Annan, “las empresas no pueden prosperar en sociedades que fracasan”. El sector privado tiene el deber de prevenir los conflictos y/o de no contribuir. 

Cómo se comprometen las empresas? El ejemplo de Nestlé Nespresso y Microsoft

La producción de café puede alimentar un conflicto, a través de, por ejemplo, los derechos de propiedad de los terrenos de producción, pero el conflicto puede afectar la calidad del café. Desde 2015,  Nestlé Nespresso produce café en Sudan del Sur. Aunque la producción de café esté destruida por la guerra, es el único país con café de tipo salvaje, es decir que crece naturalmente. El partenariado con Nespresso permite a los agricultores de recrear esa actividad en el país. Nespresso colabora con TechnoServe, invirtiendo algo más de 700 000 CHF. Desgraciadamente, debido que el conflicto haya vuelto, Nespresso ha tenido que parar este proyecto. Su contribución al logro del ODS 16 está en la reconstrucción tras un conflicto. Este ejemplo demuestra que tener o crear un marco de paz es clave y tiene sentido del punto de vista de las empresas. Cuando un conflicto puede afectar la calidad de los productos de dichas empresas, es obvio que tienen que fomentar una gobernanza inclusiva y respetuosa de los derechos humanos. Como se dice, hacer el bien es bueno para los negocios. No hay otro modo que ser sostenibles en todos los sentidos. 

Según Microsoft, las compañías deben promover la paz, puesto que están presentes en varios países y que sus productos se consumen por todo el mundo. La tecnología de Microsoft se usa mundialmente y por eso es su deber de combatir, por ejemplo, el cibercrimen. Por eso, esta involucrado en la Convención de Paz Digital, cuyo ámbito es de impedir que los estados usen sus tecnologías y ataquen por internet. Esta convención reúne 60 empresas que piden a los gobiernos de luchar contra el cibercrimen y de no contribuir. Este ejemplo demuestra claramente que el sector privado tiene un papel importante en la prevención y que tienen una responsabilidad obvia a través de sus productos de contribuir a la paz y de actuar. El argumento que las empresas no son responsable del uso que se hace de sus productos, ya no es válido.

Aunque los inversores sean más exigentes sobre questiones de Derechos Humanos y de gobernanza, hay todavía mucho camino que recorrer. Adaptar las políticas globales al contexto local es difícil. Las leyes no son claras, especialmente sobre la extraterritorialidad de la cadena de valor. Pero las tendencias muestran que los consumidores ya no son pasivos, pero quieren contribuir. Entonces es lógico para el sector privado de invertir en el ODS 16. Además, tanto como las empresas no pueden prosperar en sociedades que fracasan, estas no pueden tener éxito con empresas que fallan, dijo Nicholas Niggli del Estado de Ginebra. 

Siganme en Twitter: @AnAlexGomez

Subscribase a mi boletín aquí 

2 thoughts on “El apoyo de las empresas al ODS 16: paz, justicia, gobernanza e inclusión”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s